top of page
  • Foto del escritorcomunicaholic

Lo que aprendí después de vivir en Asia (Hong Kong).

Si vas a vivir en Hong Kong, o Asia, o recién has llegado ahí, aquí te cuento lo que he aprendido y te doy algunos tips pueden ayudarte a vivir esta experiencia mega-multicultural.

Tiempo de lectura: 10 min

Fuente: Imagen propia.


De la forma más inesperada, me surgió en 2019 la oportunidad de vivir en Hong Kong por trabajo. Siendo sincera, sabía poco y nada sobre esa pequeña gran isla, mejor dicho, conjunto de islas. Recuerdo que miré el mapa, llamé a algún contacto muy cercano, y me dijo “¿Y te animas? ¿A irte a Asia? Lo cierto es que nunca había mirado Asia como destino profesional, pero vaya que lo es. Y tampoco lo dudé. Así que aquí va:


Hong Kong va rápido.

Cuando digo rápido, es muy rápido. Como toda ciudad financiera, el tiempo es dinero, y la velocidad está a la orden del día: comen rápido, caminan rápido, trabajan rápido, el taxi va rápido... Así viven, y en general, te adaptas.


Es eficiente y eficaz, por igual.

Así que tenemos tres, es veloz, eficaz y eficiente. La eficiencia está a la orden del día. Te sientas en un restaurante y tu comida estará a los 5 minutos en la mesa. He visto montar y desmontar estructuras sumamente complejas con una fugacidad que me dejó perpleja. Probablemente, te encuentres que la tienda que has visto ayer hoy es un gimnasio, literalmente en días.


¿Qué aprendes? Esto un hándicap importante en tu vida profesional, bueno, en tu vida. A simplificar las tareas, porque ahí, el pragmatismo se vuelve más que nunca, necesario.

Los espacios son pequeños.

Si tuviera que definirlo, es caóticamente organizado y caóticamente encantador. En un mismo espacio puedes encontrar una tienda que vende joyas dentro, y huevos en la ventana. Y esto mismo es, parte de su encanto. También, como imaginas, es muy masificado, puede ser abrumador en un principio, pero de nuevo, te adaptas.


¿Qué aprendes? Te organizas mejor, creas orden y espacio donde no lo hay. Y especialmente aprendes a no tener lo que no utilizas. En mi caso me fue muy fácil, por naturaleza soy muy minimal en los espacios. Pero para quienes no lo son, es un plus.


Play hard, work hard.

Así es. Se trabaja mucho y muchas horas. Y en tu tiempo libre, hay infinidad de cosas para hacer. Y ahora que ya no estamos en COVID times, más aún. Todo es al 100%. Es difícil encontrar un día donde no haya propuestas de ir aquí o allí. Viajes por el fin de semana, escaladas, eventos, “nos juntamos todos en el rooftop de…”. ¡Enjoy!


Hong Kong es Seguro.

Sí, el lugar más seguro en el que he estado, y uno de los aspectos a los que cuesta acostumbrarse una vez te vas de ahí.


Es muy Multicultural.

Hay una mezcla asiática y occidental que probablemente no haya en otros lugares, o por lo menos, no en la misma proporción que Hong Kong. Es un gran mix de Hong Kong, China, Latinoamérica, Europa, Sudáfrica, Australia. Hay muchas comunidades de expatriados, ¡muchísimas! Hoy por hoy, podría hacer un mapamundi de mis amigos, desde China hasta Colombia y Portugal.


Asia es una cultura muy distinta.

No importa que hayas vivido en otros países. Asia es otra cosa. Tendrás LA EXPERIENCIA cultural de tu vida, aprende, toma todo lo bueno que puedas. Prepárate para algo de shock cultural, ve con mente abierta, con algo de paciencia, y sobre todo ¡disfrútalo!


Antes de ir a Hong Kong, había tenido contacto con varias culturas. Soy de Uruguay, Viví y vivo en Barcelona. Asia no se compara a nada que hayas visto antes. Ante esto, mis tips:


- Sé paciente, muchos no hablan inglés. Puede pasar que entres a una tienda y no comprendan lo que quieres. En estas situaciones cotidianas, habla poco, ve al grano, muestra fotos si lo necesitas.


-La sociedad local sigue reglas, los procesos y las jerarquías a raja tablas. Te acostumbras.

Trabajar con la cultura asiática.

Esto es uno de los aprendizajes más fascinantes en cuanto a comunicación interpersonal, sobre todo en la comunicación con profesionales de China. Ellos piensan y se comunican de una forma muy distinta a la occidental. ¿Como así?

-Muchas veces, su comunicación no es directa, y se evita un SI/NO de respuesta. Entiende esto y trata de obtener las respuestas que necesitas con paciencia. No hay recetas, lo aprenderás.

-A veces debes “leer entre líneas” lo que tratan de decir o pedir. Muy distinto a la cultura occidental, y culturas empresariales occidentales, donde todo es muy directo, al estilo: estoy de acuerdo, no estoy de acuerdo. Entonces no desesperes por un “right to the point”. Ante esto, mi consejo: aprovecha la gran oportunidad de aprender como manejar tu comunicación con otras culturas.


Más adelante haré un post específico sobre este último punto, ya que, de comunicación, hablamos aquí.


Mi conclusión:

No hay mejor aprendizaje que la propia experiencia. Así que, si has tenido la propuesta de vivir en una cultura tan distinta y diversa: es una gran oportunidad profesional y de vida, que cambiará tu perspectiva, de verdad.





コメント


bottom of page